Un proyecto BIM se divide en 7 etapas o “dimensiones” según se vayan integrando distintas disciplinas.

BIM 1D

El sistema BIM inicia desde el concepto. Comienza, como todo proyecto con una idea, creando un modelo en base de las necesidades específicas tomando en cuenta la información necesaria para su desarrollo. Se define la idea principal estableciendo las bases del proyecto.

  • Limitantes gubernamentales
  • Limitantes del predio
  • Ubicación
  • Características topográficas
  • Plan de ejecución

BIM 2D

Se da inicio a la captura de la información y se realizan los trazos necesarios para definir un proyecto. Se recaban las especificaciones técnicas de cada material seleccionado para la edificación, creando bloques de estructura principal, secundaria, elementos de carga y divisorios, así como forjados, rampas y escaleras, etc., igualmente, puertas, ventanales o elementos decorativos de importancia. En todos los casos, se tomarán en cuenta los acabados finales de cada elemento para que al final se tenga un modelo precargado con toda la información necesaria para su correcto funcionamiento.

BIM 3D

Al terminar el proceso arquitectónico, se obtiene simultáneamente un modelo único digital volumétrico al cual se le integrarán todas las disciplinas necesarias de acuerdo al tipo de edificación realizado y se compartirá con los especialistas para elaborar todos los estudios e ingenierías correspondientes obteniendo así un modelo colaborativo más transparente.

BIM 4D

Se analizan los tiempos de ejecución de los conceptos obteniendo así, un panorama completo de la construcción, permitiendo tomar decisiones importantes relacionadas sobre la ejecución del proyecto.

BIM 5D

Se analizan los costos de los conceptos y se estima la inversión total permitiendo así, una mayor rentabilidad del proyecto.

BIM 6D

Se realizan estudios de asoleamiento, reutilización de agua, reciclaje, etc. para solicitar las certificaciones locales o internacionales de sustentabilidad necesarias.

BIM 7D

Después de edificado el inmueble, se entrega al usuario final un modelo virtual As-built para poder realizar planes de mantenimiento o adecuaciones a futuro durante la vida útil del inmueble.